Para los que no conozcan el término, el cálculo mental es un proceso esencial que pertenece a la rama de las matemáticas. Gracias a este tipo de cálculo, las personas son capaces de responder de manera flexible y apropiada a varias situaciones en la vida cotidiana. Por ejemplo, cuando una persona se encuentra con rebajas de productos, a veces puede resultar conveniente saber la cantidad de dinero que se puede llegar a ahorrar. Además, se utiliza cuando se tiene que hacer aproximaciones de recetas y se tiene que adaptar las proporciones con la cantidad de invitados que se presentaran a dicha cena.

En el caso de los más pequeños, muchos cuentan con problemas de cálculo mental. Las matemáticas son siempre una de las asignaturas más difíciles para muchos niños, y ayudarles con pequeños juegos que mejoren estas habilidades, les ayudarán a rendir mejor en el colegio.

Puede interesarte:

El desarrollo del cálculo mental es necesario para evitar el uso de papel y lápiz para resolver ecuaciones que se podría solucionar en la cabeza. Para optimizar esta habilidad, no es obligatorio acumular en la memoria una serie de hechos numéricos aislados, sino todo lo contrario, hay que ser ágil y ser capaz de interconectar y entender la relación entre dicho números para facilitar los cálculos.

Como mejorar el cálculo mental en nuestros hijos

Mejorar los procesos matemáticos se puede lograr a partir de los 4-5 años de edad, es decir a partir de poseer un nivel básico de razonamiento y entendimiento acerca de los números. Por lo tanto, animar a los niños a desarrollar esta función le puede servir de gran ayuda en el futuro. El mejor apoyo que los padres pueden ofrecer a los niños es animarles cuanto antes. Como la mayoría sabemos, el aprender a través de juegos resulta ser el método más beneficioso. Los niños asocian el aprender con una actividad entretenida y así fortaleciendo sus habilidades.

Una vez llegada una cierta edad, los niños se asustan cuando los números aumentan pero ellos tienen que entender que el proceso de sumar y restar es el mismo. Una de las maneras para lograr la optimización de dicha habilidad es utilizar juguetes, como este ábaco japonés. El sorobán es un ábaco que facilita la visualización gráfica de las operaciones. A menudo, se puede llegar a considerar como una calculadora interactiva, donde el propio niño es el que hace los cálculos a través de los movimientos de las piezas. Este instrumento ayuda incrementar la rapidez de los cálculos y de ahí que dicho juguete posea la calidad más notable e inmediata. De esta manera, los niños pueden practicar y fomentar sus capacidades acerca de las matemáticas.

Como mejorar el cálculo mental en nuestros hijos

También existen videojuegos básicos que se pueden descargar en los móviles o jugar a través de las páginas webs para ayudar a que los niños se suelten y disfruten con los juegos y al mismo tiempo estén adquiriendo nuevas prácticas sobre los cálculos mentales. Siempre se ha dicho que ‘los niños son como esponjas’, por lo cual sería aconsejable aprovecharlo para que luego cuando sean más mayores no tengan dificultades.

Como mejorar el cálculo mental en nuestros hijos

COMENTARIOS:

 

Share

About Author

adminmi

(0) Readers Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*